Aprender a Pensar

Repensar la Educación

FRANCISCO MUÑOZ GONZÁLEZ

IES FELIPE TRIGO

EL MODELO FUNCIONARIAL. UNA EXPERIENCIA PERSONAL (II)

El segundo texto que traigo a colación, extraído también de la tesis doctoral, pone de manifiesto cómo intentaba dar solución, al menos teórica, al problema de la “encrucijada ética” en que veía metido al profesorado. La teoría integral se convierte otra vez en el instrumento elegido, para compatibilizar posturas contrapuestas. Aunque el artículo tiene dos partes sólo incluyo la primera, que es la más interesante, creo para compartirla.

Como en el artículo anterior, el texto es copia literal de lo escrito en la tesis. El mapa conceptual no aparece por razones técnicas, como siempre.

Análisis del artículo “De lo tribal a lo trivial”

El primer documento es un artículo más elaborado que el anterior producido en el primer trimestre (“Basta ya”). Se encuentra en el anexo II, p. 283-287. En él se recogen algunas ideas que se fueron construyendo a lo largo de este trimestre y del anterior, fruto de todo lo que estaba sucediendo este curso y de algunas lecturas, tal como recoge la única reflexión que hay sobre el informe en el diario (ARTIC-4 R-106 INT, miércoles 10 de marzo de 2004):

He colocado el panfleto “De lo tribal a lo trivial” en la sala de profesores, aunque no se lo he dicho a nadie. En realidad el anterior era una necesidad más visceral, que este, que responde más a un desahogo diferente. No espero que haya ningún debate ni nada, es más bien un testimonio.” ARTIC-4 (R-106 INT). Miércoles 10 de marzo de 2004.

En este artículo (lo denominamos así por conservar la denominación empleada por el narrador) se trata de desenredar la situación incómoda y aparentemente insoluble a que se llegó en el artículo anterior. Intentando explicarme qué se podría hacer ante la situación planteada se explica la salida, al menos teórica, a la que se llega. Se trata por ello de un artículo más elaborado, madurado a lo largo del segundo trimestre, con citas y acudiendo, una vez más, a la teoría integral de Ken Wilber para encontrar algún sentido a lo que estaba sucediendo.

Desde el punto de vista del análisis reflexivo, se trata de una reflexión en profundidad de carácter interpretativo y crítico, como veremos.

“El artículo está dividido en dos partes. En la primera parte del artículo se expone la teoría o solución teórica a la situación planteada. Se titula “De lo tribal a lo trivial”. La segunda parte es una continuación del artículo del primer trimestre, con la descripción de lo sucedido en mi centro desde el trimestre anterior e intentando ponerlo como ejemplo de la teoría desarrollada en la primera parte del artículo.

Analizaremos las dos partes, primero con un mapa conceptual y luego con una explicación detallada de cada una de ellas.

–          Primera parte del artículo. Se titula “De lo tribal a lo trivial”. Vemos el mapa conceptual correspondiente (figura nº 18).

Figura nº 18: Artículo “De lo tribal a lo trivial”

La idea básica que se desarrolla en el artículo es que existe una situación educativa, catalogada como de “tribalización” en la educación, que no es capaz de resolver los problemas educativos planteados en el documento anterior (“Basta ya”). Dicha situación es consecuencia de la situación de las políticas educativas “tribales”.

Se plantea como salida a esta situación un punto de vista que las integra, pues se trata de visiones de la educación no contrapuestas sino complementarias. Se utilizan los conceptos de completitud o ser completa o comprensiva, por un lado; y de consistencia o coherencia, por otro, para explicar teóricamente cómo pueden complementarse las políticas educativas “tribales”.

La explicación del artículo es la siguiente. La cursiva es siempre del original.

1. La situación de “encrucijada ética” en que se encuentra el profesorado en el momento histórico presente.

“En un panfleto anterior (“Basta ya”), comenté la situación de encrucijada ética a la que se nos está abocando, por el hecho de ser profesores de secundaria y estar viviendo el momento histórico presente.” (Anexo II, p. 283)

Esta “encrucijada ética” se refiere al dilema planteado en forma de falsa profesionalidad/ profesionalidad, que apareció en el artículo del trimestre pasado.

2. Visión histórica, bajo mi punto de vista particular, de las últimas reformas en educación. La consecuencia es que la llegada de la LOGSE acaba dividiendo en dos el mundo educativo (“tribalización”).

“Mientras tanto el claustro, en general, se polarizaba entre partidarios (yo entre ellos, y en general los más jóvenes) y detractores de la LOGSE (los veteranos en general). En el terreno político, esto se correspondía con una postura de izquierdas y otra de derechas. La tribalización de la política entraba a saco en el mundo educativo.” (Anexo II, p. 283)

3. Como consecuencia de la tribalización en política, se generan dos posturas tribales en educación, una de izquierdas y otra de derechas, aparentemente irreconciliables. Aparecen recogidas en el cuadro siguiente (Anexo II, p. 284):

OPCIÓN POLÍTICA

IZQUIERDAS

DERECHAS

ENFASIS

LO SOCIAL

LO INDIVIDUAL

FINALIDAD PRINCIPAL DE LA SECUNDARIA

COMPENSAR-DESIGUALDADES DE ORIGEN

EFICACIA, BÚSQUEDA DE LA EXCELENCIA

PRINCIPAL FACTOR-DE CALIDAD

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

EL ESFUERZO INDIVIDUAL

CURRICULUM

COMÚN-COMPRENSIVO

COMÚN-SELECTIVO

INSTRUCCIÓN O EDUCACIÓN

EDUCACIÓN

INSTRUCCIÓN

CENTRADA EN

ALUMNO

MATERIA

PALABRAS TÓTEM

IGUALDAD

CALIDAD

DEMONIOS

SEGREGACIÓN

FALTA DE APRENDIZAJE

FORMACIÓN DEL PROFESORADO

CENTRADA EN EL CÓMO ENSEÑAR

CENTRADA EN EL QUÉ ENSEÑAR

LEYES NORMATIVAS

LOGSE

LOCE

SENTIDO ÚLTIMO

COMPLETA

COHERENTE

4. El significado de la “tribalización” aparece en la primera cita del artículo (número 1):

“(1) Ya sabemos que quiere decir lo tribal: “me da igual lo razonables que sean tus propuestas, mientras no seas de los míos jamás te daré la razón y serás, por tanto, mi enemigo”. Lo tribal es una fase del desarrollo psicológico (en el sentido moral) del ser humano, cuando este se identifica con su grupo, nación, etnia, equipo de fútbol, partido político, sindicato, equipo directivo, amigos, etc., hasta tal punto que le impide reconocer más allá de este grupo y que puede que haya algo más.” (Anexo II, p. 285)

Se dice, con toda intención, que es una fase del desarrollo moral, pues no es la fase más madura, por supuesto, para significar que dicha tribalización en la educación es tomar una postura inmadura.

5. Propuesta de integración de ambas posturas, basada en los conceptos de consistencia o coherencia y en ser o no completa (o comprensiva). Estos conceptos están basados en los del mismo nombre utilizados por Wilber en un sentido mucho más general (Wilber, 1996b, p. 204-208).

“Estas dos posiciones se pueden resumir en un enunciado que las contempla a las dos (en el recuadro aparece como “sentido último”) y que sería “la educación debe ser coherente y completa”. Me explico.

Coherente o consistente: significa que debe atender al sentido último de la educación, es decir, que debe enseñar y educar o viceversa. (2)

Completa: significa que debe educar a todos los alumnos (todos sin excepción, da igual su condición física, mental, etc.).” (Anexo II, p. 284)

Según Wilber (Íbidem), nunca podremos alcanzar totalmente ninguna de las dos cualidades. Siempre seremos más o menos completos a costa de ser más o menos coherentes. En realidad, como vemos en el apartado siguiente, es lo que ha sucedido con la educación, viendo el orden en que se han sucedido las distintas leyes y lo que ha aportado cada una de ellas.

La teoría integral afirma que cualquier cosa que existe es un “holón”, es decir, algo que es, a la vez, una totalidad en sí misma y una parte de algo. Un holón es una “totalidad/ parte”. Como totalidad necesita ser consistente o coherente, para seguir siendo esa totalidad, para ser lo que es. Como parte, un holón necesita completarse, necesita de otras partes, necesita estar en comunión.

Si consideramos a la educación como un holón, es decir, como una totalidad y una parte, necesita ser consistente y ser completa. Ser consistente significa que debe atender a su fin último, siempre, pues sino no sería educación. En la completitud es donde el concepto difiere, entre el empleado por Wilber y el empleado en el artículo. En este se utiliza para atender a la cualidad de la educación que atiende a todo el alumnado. En Wilber el sentido es diferente.

Sirva la aclaración para mostrar de qué manera los conceptos empleados en el artículo se inspiraron en los utilizados por Wilber.

6. Los problemas de la LOGSE y la LOCE, según esta propuesta de integración.

“Ahora podemos ver que la LOGSE incidió de manera decisiva en la condición de completa de la educación al extender la educación obligatoria hasta los dieciséis años (3) y que la LOCE trata de darle coherencia o consistencia con los itinerarios (4).” (Anexo II, p. 284)

7. En la cita número tres (3), se comentan las consecuencias de prestar atención solo a la condición de completitud. Se cita a Michéa (2002), un sociólogo francés, como argumento de autoridad:

“(3) Los efectos nefastos de una política educativa que solo contempla la condición de completa, es decir, solo comprensiva, sin atención adecuada a la coherencia, ya se han dejado sentir en otros países como Suecia, Inglaterra y Francia (…). En el caso de Francia, las críticas han llovido de todos sitios. Se puede leer un ensayo del sociólogo francés (neomarxista, así que nada sospechoso de connivencia con la derecha) Jean-Claude Michéa titulado “La escuela de la ignorancia” (Ediciones Acuarela, 2002), (…) defiende la tesis que las reformas realizadas en los últimos treinta años en la mayoría de los países occidentales ha producido unas generaciones de alumnos totalmente acríticos, cocacolonizados y que forman una masa sobre la que el capitalismo se ceba sin la menor oposición por la falta de `… la inteligencia crítica, esto es, la aptitud fundamental del hombre para comprender a un tiempo el mundo que le ha tocado vivir y a partir de qué condiciones la rebelión contra ese mundo se convierte en una necesidad moral` (p.14 y 15)”. (Anexo II, p. 285)

8. En la cita número cuatro (4) del artículo se cita a los itinerarios de la LOCE como ejemplo de coherencia o consistencia, aunque tampoco me llegan a convencer:

“(4) Itinerarios sí o no parece ser el caballo de batalla de la lucha tribal entre izquierdas y derechas en política educativa, en este momento. A mí me parece lo mínimo que puede hacerse para darle coherencia (es decir, consistencia) a la Logse, y los saludo con alegría aunque sin muchas esperanzas (me parece una medida superficial, burocrática y trivial porque se siguen soslayando los grandes temas como la formación del profesorado, los recursos materiales y humanos, etc.). Para la izquierda tribal solo sirven para segregar a los alumnos (dándose el curioso fenómeno que el alumno, al elegir, se segrega). Cabe preguntarse de qué o de dónde se segrega. No olvidemos que segregación es el término que se utiliza para, a falta de argumentos convincentes, implicar moralmente al adversario, pues se supone que es algo malo, por discriminatorio.” (Anexo II, p. 285)

9. Finalmente, se propone esta integración para superar la tribalización en educación:

“Desde un punto de vista integral, ambas visiones tienen razón… en parte. La educación tiene que ser comprensiva o completa, pero también coherente o consistente. La cuestión es discernir claramente qué nos está señalando cada una de estas visiones de la educación, sin caer en lo tribal que nos aboca a lo trivial y qué actitud debemos adoptar para pasar de lo tribal, necesario hasta cierto punto, a lo integral, que nos permita superar las contradicciones a que nos enfrentamos.” (Anexo II, p. 284)

Se dice que lo tribal es necesario “hasta cierto punto”, es decir, ha habido que pasar por ello, puesto que se trata de una fase del desarrollo, pero ya ha llegado el momento de superar esta fase.

10. En el artículo no se ahonda en el tema de cómo debería organizarse el sistema educativo, tan sólo se dice que sí estamos en condiciones de hacerlo (cita número 5 del artículo):

“(5) Cuando digo que ha llegado el momento me refiero a mí mismo, en primer lugar (sino no estaría escribiendo esto), y a lo que observo pasa en mis conversaciones con el personal y en otros ámbitos de la existencia. Marx nos enseñó que las condiciones económicas y tecnológicas son necesarias (pero no suficientes, añado yo) para realizar un cambio de estructuras que aparecen obsoletas, y esas condiciones, al menos en esta parte del planeta, ya se están dando.” (Anexo II, p. 286)

Resumiendo el contenido del artículo, digamos que se ha generado una teoría para comprender los problemas que han ido apareciendo a lo largo del curso. Dicha teoría está basada en que la educación debe responder a dos exigencias aparentemente contradictorias.

La primera exigencia es atender a todo el alumnado. Esta exigencia se consiguió con la Logse, que extendió la enseñanza obligatoria hasta los dieciséis años. El concepto de “comprensividad” que era el eje central de esta ley es análogo al que estamos empleando, según la terminología de Wilber y que recoge el artículo, se denomina “ser completa” o “completitud”. Este es un criterio cuantitativo, pero no cualitativo. El artículo deja entrever que tener al alumnado dentro de las aulas no es sinónimo de que estén siendo educados o enseñados.

En el artículo se echa de menos, quizás, una distinción clara entre educar y enseñar. La enseñanza sería la asimilación por parte del alumnado de los contenidos de la materia, mientras que educar sería incidir en un aspecto más actitudinal, de comportamiento, que sería previo al enseñar. En el artículo queda claro que nuestra misión como profesores es realizar las dos tareas, enseñar y educar.

La segunda exigencia es la de que la educación debe ser “coherente o consistente”. Este es un criterio cualitativo. La actitud o comportamiento del alumnado es importante, pero no implica calidad del aprendizaje. Diríamos que es condición necesaria, pero no suficiente, para garantizarlo.

El problema estriba, tal como yo lo veo, en que en determinados casos, que no son la mayoría afortunadamente, ni siquiera puede darse la primera condición, la de educar. Hay un determinado tipo de alumnado que exige una dedicación, que necesitan ser educados, de manera exclusiva. No están preparados (educados), para someterse a una disciplina, a un esfuerzo, por las razones que sean (en el artículo se alude a problemas de todo tipo). Este problema es el que aparece catalogado, normalmente, como un problema de disciplina escolar.

La mayoría de los comportamientos que se denominan como “problemas de disciplina escolar” son, en la mayoría de las ocasiones, resueltos por los profesores en el ejercicio de su labor docente. El problema estriba en aquellas ocasiones en que esto es imposible. Este alumnado demanda un tipo de atención que no podemos ofrecer, sobre todo por falta de formación.

Tal como está diseñado el sistema educativo actualmente, hay una tensión evidente entre las dos exigencias. Creo que esto es asumible, es prácticamente imposible que todos los alumnos / as sean atendidos según sus necesidades. El problema estriba en que, en determinadas ocasiones, se sacrifica una mayoría a favor de una minoría, pero por la propia rigidez del sistema. Es decir, con un poco más de flexibilidad, la atención a la diversidad, otra manera de nombrar a estas dos exigencias, sería mejorable.

En el artículo del primer trimestre (“Basta ya”), aparece denominada como “falsa profesionalidad” la asunción de esta anomalía (esta tensión entre las dos exigencias, cuando acaba imposibilitando toda actuación docente) como normal. En el artículo se asume que no podemos resolverla nosotros, el profesorado, en solitario, porque atañe a la estructura misma del sistema educativo.

La opinión expresada en el artículo revela que, en realidad, lo que está por definir es en qué consiste la profesionalidad docente. En este caso, pasa por, al menos, dar la voz de alarma sobre las contradicciones del sistema.

Como tentativa de interpretación de esta teoría, podemos utilizar la teoría integral de Ken Wilber, que nos muestra cómo se relacionan los distintos elementos que aparecen en el artículo de la siguiente manera tabla nº 69):

CONTEXTO INTENCIONAL

Búsqueda de sentido de lo que está sucediendo: se genera una teoría que de sentido a los datos, mediante la aplicación de los conceptos de la teoría integral

CONTEXTO CONDUCTUAL

El problema observado: los problemas de disciplina escolar como síntoma de que algo anda mal

CONTEXTO CULTURAL

Las exigencias educativas: la coherencia y el ser o no completa (completitud)

Profesionalidad docente:

Cómo afecta este tema al rol profesional de los profesores

Dilema falso profesional/ profesional

Dilema atender a la mayoría/ minoría

CONTEXTO SOCIAL

Implicación institucional: vacío institucional y legal

Implicación del resto del profesorado y de la directiva del centro

Con estas dos últimas entradas doy por finalizado este blog, con el que espero haber puesto de manifiesto la insuficiencia del modelo funcionarial para afrontar los retos de la educación del siglo XXI, ya en plena era de la información, y la necesidad de formar al profesorado en nuevas competencias, así como en la profundización de algunas que venía realizando. Con este enunciado creo que se resume la conclusión a la que llegamos en pos de los objetivos que nos propusimos hace ahora aproximadamente un año.

Creo que a partir de ahora intentaré profundizar en algunos de los aspectos que se derivan de esa conclusión y es posible que inicie un blog en algún tema de más importancia en la práctica diaria docente.

En la primera parte del artículo se expone la teoría o solución teórica a la situación planteada. Se titula “De lo tribal a lo trivial”.


escrito el 8 de Enero de 2011 por en General


2 Comentarios en EL MODELO FUNCIONARIAL. UNA EXPERIENCIA PERSONAL (II)

  1. Enric Carbó | 20-06-2011 a las 12:12 | Denunciar Comentario
    1

    Empiezo a leer este blog un poco tarde, cuando dices que lo das por finalizado. En fin, si inicias otro blog con estos temas, espero que lo anuncies. Me ha resultado muy interesante.
    Saludos
    Enric

  2. pacomuno | 20-06-2011 a las 16:03 | Denunciar Comentario
    2

    Sí, por mi parte el tema de la teoría integral de Wilber y la profesionalidad docente está terminado. Sólo espero comentarios de personas como tú que lean el blog a ver qué opinan.

    Saludos cordiales

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar