Aprender a Pensar

Repensar la Educación

FRANCISCO MUÑOZ GONZÁLEZ

IES FELIPE TRIGO

LA DIMENSIÓN SOCIAL DE LA PROFESIONALIDAD DOCENTE

En este aspecto, el de los “escenarios” (lo interobjetivo) en que se produce la acción docente, hemos de distinguir de menor a mayor amplitud: el aula, el centro escolar y la institución escolar.

Como elementos constituyentes de cada uno de ellos, tenemos:

–          En el aula: tiempo y espacio de las clases; medios materiales para impartirlas.

–          En el centro escolar: medios materiales del centro; como aspecto fundamental en la época que estamos viviendo hay que señalar el grado de implantación de las nuevas tecnologías en el centro.

–          En la institución escolar el elemento clave es el régimen institucional del profesorado o su encaje interobjetivo en la sociedad. En el caso de los docentes de la escuela pública sería su condición de funcionarios del estado.

En nuestra opinión, es este último escenario, el institucional, el más importante desde el punto de vista de la profesionalidad docente en la dimensión social que nos ocupa. Hasta tal punto pensamos que es así, que denominamos “funcionarial” al modelo de profesorado de la escuela pública que tenemos hoy en día, precisamente porque es una dimensión hipertrofiada de la profesionalidad docente.

[Pero no adelantemos acontecimientos, en el resumen que haremos al final del análisis de las dimensiones de la profesionalidad docente comentaremos las conclusiones a que llegamos tras este análisis]

El docente de la escuela pública es un funcionario, es decir, un asalariado al servicio de la administración del estado. Este modelo, el del funcionariado, tiene sus orígenes en la búsqueda de la eficacia administrativa por parte de los poderes estatales para ejercer sus funciones como consecuencia de la  expansión de los estados de derecho. Inicialmente, la burocracia fue la forma más eficaz de enfrentarse a una tarea por parte de los estados nacionales. Y como el derecho a la educación se convirtió (aunque tardíamente) en un derecho para todos, desde principios del s. XX hasta nuestros días la educación pública ha sido considerada una función estatal y, por tanto, a cargo de funcionarios del estado. A largo de los siglos XIX y XX hemos ido viendo cómo la educación pública, obligatoria se ha ido extendiendo a todas las capas de la población. En España este proceso culmina con la LOGSE en los años noventa. De ahí que la docencia sea una función estatal impartida por funcionarios del estado. Esta digresión histórica es necesario hacerla si queremos entender lo que está pasando hoy en día.

Y creo que no es difícil de entender. Este modelo funcionarial tuvo un éxito rotundo cuando la escolarización obligatoria era la meta última de los sistemas educativos, pues se ha obtenido con creces e incluso ha servido para iniciar una escolarización de cierta calidad de muchas capas de la población.

A lo largo del s. XX hemos visto el nacimiento, el éxito y las limitaciones de este modelo funcionarial. Sin embargo, la situación actual, cuya característica principal, desde el punto de vista de la escolarización obligatoria,  es la diversidad, no puede ser adecuadamente tratada con este modelo.

Si en el s. XX  todavía nos encontrábamos en una sociedad industrial, y por industrial se entiende, cuanto más mejor (en cualquier aspecto de la existencia: más casas, más hospitales, más coches, más escuelas, más profesores, etc); en la sociedad de hoy, la sociedad de la información o informática, este modelo no funciona. Y no funciona en el sentido de que impide sacarle partido a las nuevas tecnologías, por ejemplo.

[En el resumen final de las dimensiones, repito, lo comentaremos más extensamente]

Finalmente diremos que lo interobjetivo es de lo que se ocupa la “teoría de sistemas” que tan fecundas explicaciones ha producido en todos los campos del saber, incluyendo la educación, y especialmente en aquellos campos “interobjetivos” y cuyo prototipo sería la ecología, por ejemplo.



escrito el 2 de Octubre de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar