Aprender a Pensar

Repensar la Educación

FRANCISCO MUÑOZ GONZÁLEZ

IES FELIPE TRIGO

LA DIMENSIÓN INTENCIONAL DE LA PROFESIONALIDAD DOCENTE

LA DIMENSIÓN INTENCIONAL DE LA PROFESIONALIDAD DOCENTE

En este cuadrante nos topamos con el mundo interior del docente: sentimientos, estados de ánimo, intenciones y reflexiones. Creo que es el término reflexión el que mejor puede definir lo que hace un docente respecto a su quehacer diario: el pensar de manera más o menos detenida y consciente sobre todo aquello con lo que se enfrenta el profesor, con la sana intención de mejorarlo, es lo que quiero decir con este término. Mediante la reflexión, el profesor encara sus tareas docentes: plantearse objetivos, decidir qué medios empleará para conseguirlos, sopesar qué medidas tomará con este  o aquel grupo, o este o aquel alumno, etc.

A la hora de hablar de la reflexión me resulta ineludible echar mano de las conclusiones a las que llegué en la tesis doctoral y que mencioné en la primera entrega de este blog. Desde un punto de vista  que pretendemos integral hemos de distinguir varias dimensiones del proceso reflexivo:

DIMENSIÓN INTENCIONAL

Finalidad de la reflexión:                         interés técnico, práctico o  emancipatorio

DIMENSIÓN CONDUCTUAL

Objeto de la reflexión: sobre qué reflexionar

DIMENSIÓN CULTURAL

Cómo reflexionar: formas objetivante, subjetivante  y crítica del enfoque  reflexivo de la práctica docente

Habitus reflexivo

DIMENSIÓN SOCIAL

Cuándo y dónde reflexionar

Durante cuánto tiempo

A partir de este esquema y apoyándonos en la teoría de los intereses cognitivos (es decir, constitutivos de conocimiento) de Habermas, que ha generado una amplia literatura en educación (sobre todo desde el paradigma sociocrítico), podemos distinguir entre un interés técnico, práctico y emancipatorio, que generan otras tantas modalidades de reflexión, que comentamos a continuación. Estos tres tipos son, a saber: la reflexión técnica, la práctica o interpretativa y la emancipatoria.

1. Una reflexión técnica, en la que reflexionamos sobre los medios para conseguir algo, un objetivo o una meta ya está definidos de antemano. Esta reflexión podemos denominarla “técnica”, por cuanto pretende objetivar la acción dejando claro, en la práctica, qué tenemos que hacer para conseguir algo, un producto, un objetivo o una meta. Sería una forma objetivante  de conocimiento.

Los profesores estamos continuamente planteándonos objetivos y la manera de alcanzarlos. Es lo que solemos denominar “estrategias didácticas”, que engloban muy diferentes aspectos, dependiendo de la materia, pero que podemos resumir en cómo conseguir que el alumnado haga o aprenda algo, o, como decíamos, qué medios vamos a emplear para conseguir determinadas conductas del alumnado. Con ello lo que pretendemos es ser eficaces y para ello recurrimos a “técnicas” o “estrategias” o ciertas “habilidades”.

2. Una reflexión práctica o interpretativa, que incorpora los elementos subjetivos (forma subjetivante de conocimiento) que aparecen al intentar comprender la situación en que se desarrolla la acción, poniendo de manifiesto las categorías interpretativas de los participantes en la acción, es decir, por qué es significativo lo que estamos haciendo. Dicho de otra forma: no reflexionamos sólo sobre los medios para conseguir determinados objetivos, sino que reflexionamos sobre la idoneidad de dichos objetivos, “interpretando” la situación de manera más amplia, pues los objetivos son puestos en solfa. Esto nos obliga a revisar nuestras prioridades y nuestros valores respecto a una programación, una unidad didáctica,  etc (nuestras categorías interpretativas y los significados que les damos), y nos obliga a tener en cuenta los cambios de contexto o una nueva forma de ver las cosas.

3. – La reflexión crítica incorpora los elementos tanto individuales como colectivos que pueden distorsionar los procesos anteriores, es decir, reflexiono sobre los “por qué” de tipo individual, es decir, míos como profesor, y colectivos, es decir, de la situación profesional que me encuentro, que me impiden mejorar todos los procesos de reflexión en que me embarco.

Es en este tipo de reflexión donde hay un salto cualitativo en el modo de reflexionar, de tal forma que reflexiono, podríamos decir, sobre mi propia forma de reflexionar, se trata, en realidad, de una autorreflexión crítica, realizada sobre uno mismo o sobre un colectivo al que pertenezco.

En el siguiente cuadro vemos las correlaciones entre los cuadrantes según la teoría integral:

DIMENSIÓN INTENCIONAL

Finalidad de la reflexión

DIMENSIÓN CONDUCTUAL

Sobre qué reflexionar

DIMENSIÓN CULTURAL

Cómo reflexionar

DIMENSIÓN SOCIAL

Escenario de la reflexión

Interés técnico Optimización para el éxito Sobre los medios para alcanzar los fines Forma objetivante No problemático: fines dados
Interés

práctico

Comprensión de la situación Sobre los fines en relación con los medios Forma subjetivante Problemático: fines no dados

Interés emancipatorio

Liberación de distorsiones individuales y coerciones sociales Sobre los condicionamientos

individuales y sociales

Forma crítica Transformador

En la próxima entrada nos ocuparemos de la dimensión conductual de la profesionalidad docente.



escrito el 9 de Mayo de 2010 por en General


2 Comentarios en LA DIMENSIÓN INTENCIONAL DE LA PROFESIONALIDAD DOCENTE

  1. c c a | 15-03-2011 a las 17:55 | Denunciar Comentario
    1

    es muy bueno ese analisis qu hace sobre los saberes contitutivos del conocimiento que plantea habermas, me interesria saber mas sobre las categorias interpetativas del docente, que son, cuales son, hasta cuantas categorias podemos desarrollar como docentes. gracias.

  2. pacomuno | 15-03-2011 a las 23:38 | Denunciar Comentario
    2

    No sé si he entendido la pregunta, pero supongo que se refiere a las categorías que se utilizan en el blog tras el análisis integral de la profesionalidad docente. Si es esa la pregunta, dichas categorías aparecen en el blog en cada una de las entradas correspondientes a cada uno de los cuadrantes de la teoría integral. Las categorías que indica la teoría integral me parece que cubren el máximo al que podemos o podríamos, mejor dicho, aspirar en el mejor de los casos. Todo eso aparece especificado en cada una de las entradas del blog.

    Saludos cordiales de Paco.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar